Sándwiches perfectos con Breville

Cuando yo era pequeña, teníamos en casa una sandwichera que a mi me encantaba como dejaba los sándwiches con el borde aplastado y el relleno delicioso. Hace pocos años, estuve buscando una sandwichera como aquella, y finalmente compré una. No era lo que buscaba, pero aún así la estuve usando unos pocos años. Tenía el problema que si rellenabas mucho el sándwich, no se podía cerrar la tapa y el queso cuando se fundía se metía por todos los huecos.

Por eso, esta vez miré mucho mejor antes de comprar y descubrí Breville, marca australiana que además fabricó algunos de los primeros aparatos. Estuve mirando diferentes modelos en Amazon y finalmente me decidí por este modelo, Breville VST070X.


Tiene capacidad para dos sandwiches, y se puede usar perfectamente pan de molde con rebanada grande (a mi muchas veces me sobra sitio). Tambien tiene dos niveles de potencia (según sean salados o dulces los sandwiches). Tiene un revestimiento DuraCeramic, que calienta más rápido, se limpia mejor y es más resistente a las ralladuras. En la parte de arriba hay dos indicadores luminosos, que nos indican cuando la sandwichera está encendida y cuando está preparada.


Las placas son desmontables, lo que facilita su limpieza y se pueden meter en el lavavajillas (yo siempre las he lavado a mano). Esto es un gran punto a favor, porque con otras estaba mucho rato limpiándolas y con esta, al tener las placas desmontables es mucho más rápido y quedan perfectas.

El exterior de la sandwichera lo limpio con cuidado aunque no se ensucia tampoco mucho. Hace más de un año que la compré y me costó unos 55 €. Es cierto que hay muchas sandwicheras por la mitad de precio, pero no tienen nada que ver con esta. Yo tenía mis dudas al no haber visto la marca en ninguna tienda, pero merece la pena.

Todavía me queda sacarle más partido porque aún no he probado a hacer sandwiches dulces y hay muchas más recetas para hacer, y que cuando las ponga en practica os iré enseñando el resultado. La mayoría de las veces, la utilizo para las cenas y en esos momentos no me pongo a experimentar en el relleno.



¿Tenéis sandwichera en casa?¿Conocíais la marca Breville?


*Este producto o servicio no ha sido enviado por ninguna marca.

Mis propósitos para el 2019

Casi cuando ha pasado ya el primer mes de este año, os digo cuales son mis propósitos para este nuevo año. El año pasado os conté aquí mis propósitos para el 2018. Como es de esperar, no todos los he cumplido aunque algunos sí, así que este año retomo los que no he terminado de cumplir  y reforzaré lo que si he conseguido. También a lo largo de estos meses han ido surgiendo nuevos propósitos.

Mejorar mi alimentación. Uno de mis propósitos del años pasado fué comer más variado, y no siempre lo he hecho. Este año quiero también centrarme en mejorar mi alimentación según lo que necesite. Tengo hipotiroidismo y la vitamina D baja y principalmente quiero mejorar mi alimentación por ese motivo.

Aprender a bailar shuffle dance. Desde que ví este baile hace unos meses por las redes, tengo ganas de aprenderlo. Y mi propósito es aprenderlo poco a poco (en Youtube hay muchos tutoriales). Veremos si lo consigo hacer bien.

Comprar menos. Si leéis mis propósitos del año pasado, veréis que uno de ellos fué ahorrar y la verdad es que me propuse un método y lo cumplí. Este año continuaré haciéndolo como el año pasado, pero a mayores me he propuesto comprar menos, ya sea ropa o caprichos innecesarios. 

Retomar la fotografía. Hace casi 6 años me compré una cámara reflex y aunque al principio la usaba de vez en cuando, llevo meses que ni la saco de casa. Me apunté a varios cursos online de fotografía y gracias a ellos algo más la usé, pero luego lo dejé. Ya es hora de sacar recuerdos de este año. 

Aprender lettering. Lo tengo pendiente desde hace 3 años y un libro a medias, y ya es hora de terminarlo. Me parece una manera muy creativa de escribir.

¿Que propósitos tenéis vosotr@s?¿Que no habéis cumplido del año anterior?