El regreso de Polly Pocket

Cuando era pequeña, uno de los juguetes que más me gustaba eran las Polly Pocket. Era un juguete pequeño, pero era precisamente por lo que me gustaba, porque a pesar de ser pequeño, guardaba muchos detalles. A los 10 años me compré una casita de Polly Pocket y pasé muchas horas entretenidas jugando con ella.

En los últimos años, las versiones en tamaño pequeño las dejé de ver y por lo que he leído, las retiraron del mercado en el 2004 por el peligro de que los niños pudieran ingerir las pequeñas piezas (no se recomienda para menores de 4 años). Hace algunos meses volví a verlas de nuevo a la venta, y aunque ya no sea una niña, reconozco que me encantó verlas.

Uno de los modelos que más me gustó fué el flamenco, en cuyo interior hay un parque de agua, y aunque se lo regalé a mi hija, también yo quería tener de nuevo una. Las muñequitas son blandas, a diferencia de hace años, y se adhieren al juguete con las pegatinas que incluye. Para ello solo hay que colocarlas en los sitios que queramos y colocar a la muñeca. Este modelo incluye 2 muñecas y 2 flotadores de flamenco y muchos detalles para descubrir.






Son un juguete ideal para llevar en el bolso y jugar en cualquier lugar, algo que a mi me gusta porque así no necesito llevar un bolso grande para los juguetes. A mi hija le ha encantado, aunque ya sabe que tiene que tener más cuidado de no perder las figuras al ser tan pequeñas. Y el precio es muy asequible, ya que valen menos de 15 € los nuevos modelos que han salido a la venta.

¿Conocías Polly Pocket?¿Os gusta este juguete?

Visibilizando la infertilidad

No es un tema del que haya hablado nunca en el blog, pero es una realidad cada vez más habitual y que resulta un tabú. Desde hace unas semanas, varías personas en Twitter han estado trabajando en un proyecto para dar más visibilidad a la infertilidad.

Me ha parecido una idea genial, porque creo que personalmente se conoce a medias, sin saber realmente lo que implica tanto físicamente como mentalmente. Algo muy importante a tener en cuenta las mujeres, es ir al ginecólogo/a a revisión o si notamos cualquier cosa anómala en nuestro cuerpo, se busque o no embarazo.

Una cosa buena de las redes sociales es el apoyo que se puede encontrar.  La infertilpandy es una comunidad sin animo de lucro de personas con infertilidad, en la que se encuentra el apoyo que se necesita y donde se comparten experiencias. Se puede encontrar con el hastag #infertilpandy en las diferentes redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram).



Al conocer este proyecto, detrás del cual han colaborado muchas personas, tenía que compartirlo, ya que nunca sabes quien puede pasar por una situación así ni la historia que hay detrás de cada persona. Si os apetece compartir estos carteles, los podéis descargar aquí.

¿Que os parece este proyecto?¿Que opináis de este tema?